SON PESABLES EL ALMA Y LA INTELIGENCIA

Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño.

Médico Microbiólogo Clínico.

Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

¿Cuándo DIOS nos infundio el Alma?

En el mundo cristiano sabemos, el que cuando Dios le solicito a Moisés que sacara el pueblo de Israel de la esclavitud Egipcia; Moisés le preguntó y cual es tú nombre y le respondió Yahvé, nombre que en arameo significa “Yo soy el que soy”, equivalente al haberle dicho el “Todo poderoso”. Bíblicamente, todos sabemos el que Dios creo al Universo de la “NADA” y el Alma también; razón por lo cual ella es intangible, no pesa ni forma parte de nuestra masa encefálica como templo de nuestra inteligencia humana; por ello, en los estudios histológicos del cerebro, no han existido técnica alguna que nos permita colorearla y verla, como si lo podemos hacer con todas nuestras otras estructuras como lo son las células nerviosas de la inteligencia o neuroglias, su núcleo. Sus mitocondrias etc, lo que confirma que ella no es una sustancia material y por ende es intangible, es la que nos permite mediante la FE, ver sin ojos, caminar sin pie y volar sin alas, ella es el silente e invisible péndulo que oscila en nuestra consciencia, para que podamos discernir entre el Bien y el Mal, permitiéndonos cumplir con el Decálogo o los Diez Mandamientos: : no matar, no hurtar, no codiciar los bienes ajenos, respetar a los padres y al prójimo, no levantar falsos testimonios ni mentir, no robar etc.

Su existencia es negada por las mentes materialistas de los ateos, quizás ese es la causa y el motivo por el cual estos Social-fascistas del S.XXI roban, asesina levantan falsos testimonios y violan nuestras Leyes Constitucionales indolentemente, Por ello, aspiro que nuestra cristiana sociedad se auto-redima en este nuevo año del 2019, haciendo uso del Sentido Común, de la Sindéresis, de la Unidad Nacional y el de imponer el Respeto a Nuestra democrática Asamblea Nacional.

En este sentido, creo el que si en el año 2019, lográramos los venezolanos, ensamblar un Medidor del “Coeficiente la Inteligencia” acoplable al “Detector de Mentiras” y lo denomináramos “Cerebrómetro”, con la finalidad de mesurar al unísono el grado de inteligencia y de mentira emitido por el actual orate parlanchín de Miraflores, veríamos como el vial de la inteligencia se iría súbitamente al grado Cero o de Ignorancia y el Detector de Mentiras se fundiría; lo cual nos permitiría demostrar el que los actuales gobernantes, no son otra cosa que sumisos ignorantes y los Constituyentitas son unos mendigos distinguidos; quienes desean reconciliar la pobreza con la felicidad, la enfermedad con la salud, la ignorancia con la sumisión y la herejía con la Fe Cristiana; por ellos creer, que el país es un HOSPICIO, habitado por seres incultos, sin deseo de superación y que por lo tanto no merecemos poseer una buena salud, una vida confortable con buena alimentación, seguridad y paz social.

Volviendo a nuestra Alma, debo recordar que los Griegos decían que al nosotros morir, el Alma sale por la “Glabela”, la cual es esa prominencia ósea que está en el medio de nuestro hueso frontal, justo donde nace nuestra nariz, quizás, este sea el origen del por qué cuando pensamos o meditamos nos colocamos el dedo índice o el puño en la glabela Y, también cuando estamos oyendo la verborrea de un irracional, apurruñamos los dedos de la mano diestra a la Italiana, lo colocamos en la Glabela para retirarlos súbitamente, acompañado habitualmente de una frase como: C… qué Bruto eres; o bien, si deseamos ser menos escatológicos, le recordamos la famosa frase del Rey Juan Carlos de España:” ¿Por qué no te callas? o la del filósofo francés René Descartes(1596-1650) ¡por Dios.¡ ”Piensa y luego existes”; pero ellos no piensan y por lo tanto no existen.

La mejor forma de comprender el momento en el cual Dios nos infundió el Alma, lo plasmo el genio de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina, en su fresco sobre la Creación del Hombre (ver figura); donde vemos un Dios hercúleo con rostro de ser supremo que flota en el espacio y con su dedo índice, trata de tocar el índice de un hombre también hercúleo pero flácido, carente de energía, que es Adán, y al infundirle el alma por ese contacto es que Adán toma la energía espiritual. Momento este donde personalmente creo que también nos infundió la molécula vital del ATP o Adenosin-Tri-Phosfato, producida en nuestro organismo por las mitocondrias de nuestras células; debo aclarar, que esta molécula energética abunda en nuestra niñez, infancia y juventud; por ello estas edades están llenas de energía, pero desafortunadamente se nos agota con la edad y por ello los viejos nos tornamos lerdos. Y, cuando se agota la última molécula de ATP, se hace presente de inmediato el “Rigor Mortis”.

En la Historia de la medicina, hacia los inicios del S.XVII, en la Universidad de Padua (Italia) el médico y profesor Santorio Santorio (1561-1636), inventó una gran Balanza donde él se pesaba durante todo un día, con la finalidad de medir cuanto peso perdía por la “Transpiración” ; creando así, la primera Escuela de Fisiología.

Este mismo método fue luego empleado por un CHIFLADO, con la finalidad de obtener el Peso del Alma; para lo cual, colocaba en esa balanza a seres agónicos; y pudo así observar, que cuando ellos emitían el último hálito, que se supone es cuando el Alma abandona al cuerpo, el cadáver perdía 5 miligramos, por lo que él supuso que ese era el peso real del Alma; pero nunca nos dijo que pasaba cuando moría un ateo.. !Voilá¡ Valencia:3-1-2019

La creación del hombre de Miguel Ángel Buonarotti en su freso de la capilla Sixtina.

Nueva imagen (33)

Anuncios